Stop Acoso ULL en MirameTV

Aquí te dejo mi colaboración con MirameTV con el objeto de promocionar la campaña de sensibilización, junto con mis compañeros de aula.

Dí NO al bullying.

 

Para más info: http://www.periodismoull.es/5347-2

 

Ella

  • Solo el 22% de las mujeres ocupan escaños nacionales
  • El 30% se encarga de las investigaciones

Ella se levanta cada mañana. Prepara el desayuno, las camas. Recoge las habitaciones y la ropa que anda por el suelo y el tendero. Ella lleva a los niños al colegio. Llega  a su trabajo unos minutos tarde. El jefe se lo reprocha. Se sienta y perfecciona su labor profesional durante las horas contratadas, fijando su mirada en el compañero que tiene al lado. Ella sale del trabajo. Regresa y pasa por la escuela, trayendo de nuevo a los niños a casa. Prepara la cena, les ducha. Ella recibe a su marido con una sonrisa nunca perdida. Pone la comida en los cinco platos a pesar de que sus manos estén cansadas y temblorosas. Ella prepara el pijama y acondiciona la casa pensando que estará mas organizada en el nuevo amanecer. Apenas le quedan diez minutos para sus cuidados propios ya que, el día llega a su fin. Sin embargo, su reloj continúa parado y no se da cuenta. La mujer ha sufrido lo estático, situaciones violentas que, en ocasiones, ignora por la educación que se ha dado desde eras remotas. Su condición femenina ha sufrido los estereotipos y sesgos de una sociedad patriacal que no ha cesado poniendo piedras en su jardín. Ella no percibe que su compañero recibe un salario mayor. También él ha llegado tarde pero eso nadie lo juzga. Al igual que nadie valora, durante el año, esos cuidados domésticos que da a diario. Solo se hace cada 8  de marzo. Y falla, una y otra vez, al pensar que lo hace porque es su deber. Lo mismo que hace cuando calla porque dos hombres hablan. Nos hacen sentir diosas, el género deseado para ponerse tacones y pintalabios. ¿Cuántos productos de belleza existen para los hombres? Desde casitas y carros de muñecas hasta cremas depilatorias, lo femenino ha sido obligado a seguir unas pautas. No eructes porque las señoritas no lo hacen. No digas palabrotas. No dejes de cuidar tu cabello. No te lo pongas tan corto. Te vas a poner demasiado gorda como sigas comiendo así.  Si eres mujer y no sigues estos consejos tan obsoletos, corres el riesgo de que te desprecien, con connotaciones como machona. Resulta atroz que el propio Diccionario de la Lengua Española no reconozca lo marginal -que si lo coloquial- de esta palabra. ¿Tiene una mujer que sentir mucho mas el amor hacia sus hijos, en comparación con el padre? ¿Tiene una mujer que cesar su lucha por la igualdad a causa del temor a ser tachada con el neologismo feminazi?  ¿Por qué hay mas títulos de libros escritos por hombres? ¿Por qué nos dicen ser el sexo débil? ¿Acaso los hombres, en general, tienen miedo a sentirse menos varones? ¿Qué de despectivo tiene que lo llamen afeminado? Incógnitas que siguen sin resolverse. Porque alguien ha querido imponerlo asi. Porque ese alguien no ha querido reconocer que no es que haya mujeres débiles sino hombres acobardados.

“Ella es pared, río, plomo.

Ella es ventana, mar, oro.”

I.P.

No duden en visitar:

 

 

Nadie sabe cómo ha sido

5:10 pm. Los minutos pasan. Con mi clara convicción de salir de este lugar pasada la media hora, me encuentro con un panorama bien diferente al que me habia esperanzado.
En frente de la puerta que abre una consulta médica, catorce personas miran hacia la nada. La enfermera, quien lleva un mes sustituyendo a la médico que me debería atender, pasa lista. Mi nombre es solapado por 5 nombres mas, entre presentes y no presentes Después de un cuarto de hora, catorce personas se han quedado sin el qué contarle al de al lado, incluso a su pareja. Una de ellas, se siente tan cansada de decir que lleva desde las cuatro esperando a ser atendida, que decide parar de repetirse, levantarse, coger de nuevo cita, y esperar a un nuevo dia para ser atendida. Otras, prefieren mirar el blanco de esa puerta, o moderse las uñas, a modo aperitivo para calmar su hambre impaciente por hallar una solución a su problema. Ya no saben qué leer. Las revistas desornadas en esa especie de mesa, han perdido toda la actualidad y atención que demandan. Son las 5:41. Una anciana decide ponerse las gafas de sol para enmascarar su aspecto somnoliento. Otra, recién salida de esa habitación a la que todos quieren entrar, no deja de hablar con cualquiera que pasa. De un lado a otro, a modo juglar de quienes alli se encuentran. Mientras, una enfermera entra del bar que está al lado del edificio, con un cortado leche y leche y un barraquito, como si hubiera un desierto. El dolor de espalda de los tres hombres que conversan, sin asiento ni aliento, seguro que les hará volver a esta sala tan peculiar. Pero, hasta ese señor que ha permanecido sentado, decide levantarse para que sus piernas no se duerman. La puerta se vuelve a abrir. Esta vez, son 4 las personas que van delante. 4 turnos de pie, sin bateria en mi móvil. Y unas puertas que serán cerradas, para cumplir con los horarios. 6:07 pm. Las personas se cansan de esperar. Prefieren padecer esos sintomas un poco mas y volver a probar suerte otro día. 6:15 pm. Una señora ya atendida se alegra de que la enfermera le haya dicho que como está bien, dejarán para otro día lo que sea que le iban a hacer hoy.

Esto es lo que ha conseguido, tanto el Gobierno como el Ministerio de Sanidad. Y aunque, argumenten que son seres humanos -100% entendible-, los que esperamos para parar lo que nos duele, lo que no nos deja dormir, lo que deja huellas en la piel, estamos haciendo prevalecer nuestro tiempo a nuestro propio bienestar. Entre otras cosas, necesito corroborar que “tenemos la mejor sanidad”, como dice la prensa para sentirme orgullosa de ello; mientras pueda escribir una especie de relato en todo el tiempo que pasa desde que entre hasta que…bueno, sigo aquí; continuaré alegando que “tenemos la peor sanidad de toda España”.

La Sanidad ha muerto. Nadie sabe cómo ha sido, nadie protesta por su muerte.

Rajoy, ¿de mudanzas?

Cada día que pasa la misma pregunta me viene a la cabeza: ¿en qué partido político confío lo suficiente? De ahí, nacen nuevas dudas. ¿Existe realmente uno que garantice, con la praxis, lo que promete en su campaña y programa electoral? El panorama político no es el mismo que era. Como ya sabemos, el imperio bipartidista ha flaqueado. Confiamos en Zapatero para que soslayara la gran mentira de Aznar a los ciudadanos y medios de comunicación, en el trágico 11 de marzo, entre otras muchas atrocidades. El Partido Popular (PP) volvió a amueblar La Moncloa, tras el estruendo de la crisis hasta hoy. ¿Quitará Rajoy su diseño de interior para darle paso a uno novedoso?
-de nuevo me cuestiono. Mis preguntas forman parte de la rutina de nuestro país. Los parados, las amas de casa, los desahuciados, los que han perdido la fe en la religión y en ellos mismos, los universitarios, los emprendedores, … ¿Quién nos representará, subvencionará o, fácilmente, ayudará?

Según los últimos datos de octubre del Centro de Investigación Sociológica (CIS), el 82’5% de los encuestados tienen poca o ninguna confianza en Rajoy. El vigente presidente ha perdido notoriedad y prestigio. Ya lo demostró, hace un mes, en su entrevista con Onda Cero , en la que dejó en evidencia sus conocimientos sobre ‘nacionalidad’ y Cataluña. Varios son los vídeos en la red que nos resultan chistosos, parodiándole. Mas de la mitad de los españoles pensamos que la situación está igual o peor que hace un año. Y eso es algo que no se le perdona: la falta de dinamismo social y económico. Pedro Sánchez tampoco logra transmitir una plena seguridad a los votantes. Si bien no logra mermar en la intención de voto, es el candidato que se dirige mas cercano a las masas. En un reportaje en ‘El Programa de Ana Rosa’, donde la presentadora intentó desvelar el día a día del socialista, él se había quitado los tapujos típicos presentándonos a su mujer, en su acertado intento por aproximar su vida a la opinión pública. Jesús Calleja (presentador de ‘Planeta Calleja’) también fue el responsable de hacerlo conocer a través de este programa de entretenimiento.

Las generales están a la vuelta de la esquina. Y los partidos emergentes deben tener instrumentos que los unan a aquellas personas menos simpatizantes con ellos. Frente a las elecciones, el mismo informe reflejaba que las mujeres sentimos mayor desarraig hacia el cambio político. Un 11% de las mujeres votarían a Ciudadanos. El 60% de los mayores de 65 años no votarían nunca al partido de Pablo Iglesias, quien parece carecer de una estrategia para calar en este sector.

Esta lista de preguntas no cesará hasta encontrar al humano que nos saque de la caverna para hallar la verdad política. España no es un país “de charanga y pandereta”: es un país donde la política tiene una gran influencia en la vida del ciudadano. A pesar de todos los temas candentes y fragmentarios que se cuecen en el espectro público, no dejamos de acceder a las sucesiones de titulares y tuits que informan a la red digital ni dejamos de ver o comentar los pasos que dan los candidatos en cada sobremesa. Rajoy debe saber con suficiente antelación si empaquetar o no sus cosas. Por ello pido: ¡Manos a la obra!

Él no lo haría.

“Hasta que uno no ha amado a un animal, parte de su alma permanece dormida.”
France, Anatole (1844-1924) Escritor francés, Premio Nobel de Literatura en 1921.

España es uno de los países europeos donde mayor abandono animal se produce cada año ya que son unos trescientos mil los que andan vagando por la carretera, fundamentalmente perros.  Solo en la comunidad autónoma de Madrid se abandonan diez mil animales. La Rioja, Baleares, Canarias y Navarra son las Comunidades Autónomas con mayor índice de animales recogidos. Y, desmitificando, no es el verano la estación donde mas se abandona. Si bien es cierto que el porcentaje de perros recogidos en el segundo cuatrimestre (35%) es ligeramente superior a los otros dos, la diferencia entre las recogidas que se producen los meses de mayo a agosto y el resto del año es casi nula.

 Desde que adoptas a un perro –como a cualquier otro animal- todo se torna diferente en cuanto a tu rutina. Una responsabilidad que has acogido para darle de comer, vacunarle, enseñarle a no morder las cosas ni a las personas,… Todo ello, dentro del día a día. La cosa se complica cuando tu pareja te pone en la tesitura de elegir con quien quedarte, cuando cambias tu casa terrenal por un bloque de pisos donde no se permiten animales, cuando se pone tan enfermo que requiere unos cuidados especialmente especiales. Algunos, incluso, argumentan  que es imposible mantener a un animal en la época de crisis en que vivimos. post

‘Atrocidad’ es la palabra que define este tipo de actos. Una de las razones para calificarlos de este modo es la incoherencia que presenta el convivir con él para, después, dejarlo fríamente en cualquier descampado, arrancar el coche e irse. Irse difuminando aquellas veces que te ha esperado detrás de la puerta cuando llegas del trabajo. Aquellos movimientos de cola que mostraban su alegría cada vez que le sirven de comer. El animal no es un superviviente nato. Aun no he visto a un perro bien nutrido en apariencia y abandonado, simultáneamente. Ahora, aquel perrito que dieron como regalo no es mas que otro ser vivo indefenso que sufre el egoísmo y la falta de empatía de los humanos. Otro ser vivo que vagabundeará por las calles en busca de comida y cobijo.

El animal abandonado sufre estrés, agonía, pérdida de confianza, entre otras consecuencias, favorenciendo la aparición de enfermedades, accidentes de tránsito, suciedad en la vía publica, costes económicos, etc.

Ya que nos contextualizamos en un Estado de Bienestar, el Gobierno debe de actuar unificando sus fuerzas para evitar este tipo de actos. Porque, entre otras cosas, España carece de una legislación que regule este drama de forma absoluta, es decir, son las comunidades autónomas quienes adquieren sus competencias y las ejecutan a su manera. Pero, vivimos en un país donde los corruptos viven aun en sus chalets y, donde los perros o gatos que han servido de compañía en un hogar, son abandonados en el arcén de alguna carretera hacia ninguna parte. El abandono, en el Código Penal, sólo es delictivo si tiene capacidad potencial para poner en peligro la vida o integridad del animal. Esta falta solo incluye abandono con evidente carencia protección para el animal. Otros tipos de abandono donde, por ejemplo, el propietario simplemente deja el animal atado a un árbol queda exento del alcance de la ley. Los socialistas han intentando hacer hincapié pidiendo al Gobierno “una ley marco de bienestar animal que armonice toda la legislación existente en las distintas Comunidades Autónomas de forma consensuada con todas las fuerzas políticas y agentes sociales implicados”. A pesar de ello, no ha habido mas noticias desde estas declaraciones recogidas en 2014.

Sabemos que son numerosas las asociaciones de animales que se movilizan en contra de ello, en cada ámbito geográfico posible. En el ámbito nacional destaca la acción de la Asociación Nacional Amigos de los Animales (ANAA), una entidad madrileña y altruista que, desde 1992, intentan conseguir una mayor sensibilización y respeto hacia los animales. ANAA combina su actuación con la de la Coordinadora Estatal de Protección Animal (CEPA), trabajando con denuncias, propuestas legislativas y campañas de concienciación.

Tenemos que alejarnos del pensamiento convencional de que las protectoras animales ya los recogerán de donde se hayan abandonado. Una de las soluciones que podemos emprender es aumentar el número de charlas educativas que se dan en los colegios e institutos. Las bases de una sociedad libre de abandono animal reside en la educación que se les dé desde los adultos a los mas jóvenes. Tienen que aprender que somos casi iguales a los animales, salvo por la evolución de nuestra especie –aunque muchos no han evolucionado del todo cometiendo esta barbaridad. Tienen que aprender a empatizar con la naturaleza y dejar de ver a los animales como un objeto, como un regalo, un juguete con el que dejas de jugar cuando ya no te convence tanto como la primera vez. Para ello, debe haber profesionales, sobre todo de dichas asociaciones, que impartan recursos que  hagan a los jóvenes concienciarse de que el abandono animal no es ni la mejor ni la única solución como se lo han pintado muchos adultos, en el sentido físico de la palabra.

Los medios de comunicación juegan un papel crucial en este tipo de campañas. La publicidad institucional debe darse cada día y cada noche, los reportajes acerca de la situación de los animales que han sido abandonados deben aumentar. Porque los medios tienen una mayor difusión que cualquier organización animalista, por muy grande que sea. El periodismo es una profesión que, entre otras cosas, debe fomentar la concienciación social en relación con determinados temas. ¿A caso es mas importante sostener a un programa de prensa rosa donde la gente se grita y deshonra? Por la respuesta negativa a esta cuestión, los medios deben analizar su papel y dar su brazo a torcer a favor de los animales.

Hay un mundo de información, dentro del desarrollo de las redes sociales, para los propietarios donde pueden encontrar otras mejores soluciones al abandono. Si se nos hace imposible mantenerlo, debe haber otra persona de confianza a quien dárselo o procurándole otro hogar. Además también existen sociedades protectoras para que entre en un programa de adopción. Pero, siempre, intentando que tenga una muerte digna y no como se la propiciamos al olvidarnos de su existencia. Dicho esto, la información existente es más que suficiente para poder afrontar una situación difícil y no acabar abandonando al animal. Porque, él no lo haría.

Reportaje interpretativo realizado para la asignatura de Literatura y Periodismo.