La denuncia sin eco

 

Tras disfrutar del Rally Isla de Tenerife en Arico, subir al Teide completaría un sábado productivo. No sólo por dar un ameno paseo por las reliquias paisajísticas que nos ofrece este Patrimonio de la Humanidad. Quería comprobar que los responsables del Parque habían actuado con profesionalidad. Quería comprobar la desaparición de dicho vertedero. Llámalo ojo periodístico o intuición. Al fin y al cabo sabía que esta entrada nacería. Nacería por la ignorancia. Un visto y no visto. Una noticia que, a pesar de acaparar varias portadas de periódicos, la olvidamos. La olvidamos y no nos paramos a pensar en ella. Igual de olvidados están los enseres que quedan en la ruta nº16 del Sanatorio. Pero que hoy me atrevo a devolver a la res pública.

Caminamos de veinte minutos a media hora hasta dar con las llamadas Casas del Sanatorio. Un conjunto de edificaciones dentro del corazón del grandioso núcleo de Tenerife. A la derecha, parece que estas viviendas están abandonadas. Investigando e investigando, encontramos un cuarto con una puerta de metal verde. Estaba cerrada por un conjunto de rocas. Solo un filo de luz nos permite comprobar que dentro hay un montón de residuos. Lo que nos hizo pensar que solo era la punta del iceberg. Tras caminar al lado de las limitaciones del terreno, nos sorprende algo no tan sorprendente. Estaba ahí. La réplica eco no hizo eco.

A mi me duele. Me duele que muchos senderistas tengamos que ver estas atrocidades. Y aguantar con ellas. Porque parece que los organismos aunque digan que sí, que de veras se preocupan por ello; no actúan con responsabilidad. Las denuncias públicas parecen no afectar a las personas competentes en  esta materia medioambiental. Ni a las principales instituciones. Ni incluso a muchos lectores, isleños como nosotros. En las primeras noticias que informaban del tema se dijo que no se podía hacer nada, que las casas eran de propiedad privada, de dudosa propiedad privada. Y lo que no me quedo claro fue: ¿hace falta demoler moradas para recoger los desechos? No creo que nadie demande su retirada. Se toman medidas como multas pero no se adoptan otras como la recogida, que NO CUESTA NADA.

Pero a mi si me afecta. Y no estoy sola. Hay miles de tinerfeños que disfrutamos de lo que nos ofrece la Isla. Y miles de turistas también. Fuera del ocio capitalista al que nos han acostumbrado. Fuera del argumento “eso es solo un trozo de plástico” o “por una botella no contaminamos nada”.  A parte de la CONTAMINACIÓN, dentro está el EGOÍSMO. ¿Porque no te guste caminar, vislumbrar nuevos rincones, tienes que molestarnos a los que si? A parte de reliquias, continúa la basura. Continúa el egoísmo contaminante afectando al caminante.

 

Los números de 2015

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2015 de este blog.

Aquí hay un extracto:

Un teleférico de San Francisco puede contener 60 personas. Este blog fue visto por 880 veces en 2015. Si el blog fue un teleférico, se necesitarían alrededor de 15 viajes para llevar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

Retales de una reina: Fana Rivero

Escáner_20150917

Si hablamos de moda en nuestro pueblo, como buenos valleros y valleras tenemos que reconocer a Fana Rivero. Fana ha sido una mujer de los pies a la cabeza. Conocemos su faceta como modista pero, ¿quién la conoce realmente? He ahí el motivo de esta entrevista tan honorable. Una mujer que no ha dudado en colaborar tanto con la Romería como con las fiestas del Rosario. Ha aportado sus diseños para los trajes de la mismísima Librea de Valle de Guerra. No acaban aquí sus andadas. También, hemos escuchado su nombre en los carnavales de Santa Cruz de Tenerife ya que, era la diseñadora de los trajes de la comparsa, Los Valleiros. “He ganado varios trajes”, confesaba. Ella misma reconoce que sus trajes han recorrido muchos lugares, sin querer. Porque son espectaculares en su máxima sencillez y en cada hilo existen brotes de cariño altruista. Y de historia. Lo que también queremos dar a conocer es que fue reina de las fiestas del Rosario en 1971, como se muestra en las imágenes de estas, sus páginas. 

  1. Empecemos con tus inicios. ¿Cuándo y cómo comenzaste en el mundo de la moda? ¿Y a vestir a candidatas?

Empecé a coser a los 14 años, hace años ya. Comencé a vestir a candidatas a reina y romera justo después de ser reina.  Lo hacía con cualquier tela y con poco dinero. Con mil euros hacía un traje.  Eso sí, cuando mi hija se presentó a romera decidí no vestirlas ya que, no quería que pensaran o dijeran que a ella era a la que le iba a poner el traje mas bonito. Y, al final, resultó ser ella la romera de ese año.

  1. Y, ¿era muy costoso conseguir las telas para diseñar los trajes de las galas?

Las telas no eran muy difíciles de conseguir. Yo solía ir a El Kilo que era, por ese entonces, donde mas barato lo podías conseguir (pausa para recordar). Me hacían descuentos como modista aunque nunca cogí ninguno para mí, sino mas bien para las comisiones. Quería colaborar. Una vez hice nueve trajes en ocho días, bien rehilados y forrados. Con las prisas, muchas veces por dentro no se tocaban. Pero yo los cocía y los terminaba bien.

  1. Con el paso de los años, ¿has notado alguna diferencia en la forma de vestir a las candidatas?

Claro que si. Sobre todo porque antes los trajes eran mas sencillos. Ahora, que hay mas posibilidades y dinero pues suelen ser con mas detalles.

  1. Uno de los motivos de esta entrevista es el conocer tu experiencia como reina de las fiestas. ¿Quiénes daban o hacían los trajes, el maquillaje o el peinado con el que salían a desfilar?

Antes no era como ahora. Mi traje de reina fue prestado por mi hermana. Era su traje de novia. No había dinero ni tampoco existía otra ayuda. Sin embargo, yo lo arreglé, le puse un escote, unas mangas distintas y ese fue mi traje de reina. Me presenté en 1971. Yo no sabía que iba a ser reina. Me confeccioné hasta mi propio mono para ir a las fiestas. Tenía 22 años. Me fui a una peluquería de Tacoronte. No era como ahora que hay que ir con cita. Cuando entré le dije: “Mira, me venía a peinar porque soy la reina de las fiestas”. Llevé un recorte de periódico con el peinado que quería y se lo mostré a la peluquera. La corona también era prestada. En esta ocasión, por una prima mía porque ni las fiestas podían dar una corona. Y con las demás reinas me imagino que pasaba igual, hasta ahora.Escáner_20150917 (2)

  1. ¿Quiénes formaban parte del jurado?

El jurado eran personas escogidas del pueblo, del Valle. Eran todos hombres. No había ninguna mujer de jurado. Recuerdo que cuando me presenté estaban en él mi primo Pedro, Ventura, y Manolo, quienes eran conocidos míos. Ahora, cuando me ven por la calle bromean diciéndome que yo gané porque eran cinco miembros del jurado y me votaron ellos tres. Los otros dos votaron al resto. ¿Quién iba a salir si no? Fana (dice entre risas).

  1. Con toda tu experiencia en telas, lentejuelas, volantes y dedales, ¿qué detalles piensas que debe tener una candidata para llegar a ser reina de las fiestas?

Una candidata debe ser elegante. Aunque creo que la comisión es quien debe decidir quiénes se presentan. Porque hay dos cosas que no me gustan. Por un lado, la edad. Muchas veces se presentan muy jóvenes. La pena es que ya no hay tantas chicas que se quieran presentar con veintantos años pero en esa edad es cuando su cuerpo ya está formado, saben caminar con tacones y lucirse un poquito. La madurez, también. Por otro, por el cuerpo ya que hay que compensar el traje con la forma del cuerpo y muchas veces, esto se olvida.

  1. ¿Cuál de las dos galas te gusta mas para vestir? ¿Y cuál de ellas te gusta mas por cómo es la gala en sí?

Para vestir me gusta mas vestir a las candidatas a reina. Y por la gala en sí, también me gusta la elección a reina de las fiestas del Rosario porque me parece mucho mas elegante, mas emocionante. Es una gala diferente. Y las chicas vestidas de esa forma lucen mas.

  1. ¿Guardas algún consejo para las candidatas aspiran a representar a Valle de Guerra?

Solo que van a una elección. Una sola es la que tiene que salir. Que disfruten de las fiestas. Tampoco hay que coger envidias a ninguna diciendo: “Salió por manga” o por otras razones. No. Que se conciencien que tiene que salir una. Es que no se puede estar con envidias, mirándose mal unas a otras. Son unas fiestas, si. Pero no de la talla de Miss España. Hay que pasárselo bien y quererse. Y disfrutar todas por igual.

Escáner_20150917 (3)

Imágenes cedidas por Fana Rivero. 

 

 

Alma, corazón y vida

image

Este es un fragmento de la novela que estoy disfrutando. El héroe discreto nace del puño y letra de Mario Vargas Llosa. Un gran autor, Premio Nobel de Literatura, que no merece ser reconocido por la gente únicamente su aventura amorosa por Isabel Presley -morbo de muchos medios para sus programas-.
¿Por qué elegí esta novela? Fue justo después del examen final de Derecho. Llegué a una librería y pensé: “Me merezco una de esas recompensas.” Como cuando era una niña, ojeaba en el estante hasta poder encontrar aquello que captaría mi atención más tarde.
Ninguno me llamaba mucho la atención. Hasta que leí el nombre del autor. Mario Vargas Llosa. El mismo nombre que me había estudiado para el primer examen de la carrera, en Comunicación Social. Quien hablaba del poder de ‘comunicar’. Y seguidamente, llegué a la sipnosis. “El verdadero sentido del coraje y la lealtad” fue la frase que me hizo quedarme atrapada por el libro. Buscaba una historia que no reflejara lo típico: historia de seres extraños, de amor adolescente, de vampiros y lobos, etc.
Un prestigio empresario tiene que hacerle frente a una mafia que le intenta flaquear, tanto profesional como personalmente. Mientras, el segundo personaje, se ve obligado a huir a Europa de sus gemelos, por los continuos conflictos de estos, quienes desearon verle morir. Y todo ello, en un viaje al Perú moderno.
Para decidir, mientras leo, si la novela merece la pena acabarla me autoanalizo. ¿Sumergida entre líneas que no se deben acabar? Si. ¿Me ayuda a mejorar como persona, no siendo un libro de autoyuda? Por supuesto. Y la última indirecta de por qué tú, amante de la literatura, tienes que tenerlo entre tus manos. A pesar de estar redactado en peruano, se entiende claramente cada uno de los hechos. Una increíble novela escrita por una persona extraordinaria.