Un vertedero ilegal en pleno Parque Nacional

vertedero-ilegal-en-el-teide
Fuente: El Día

 

Hoy, el periódico tinerfeño El Día se ha echo de una llamada de S.O.S. de un senderista que solía transitar el sendero número 16 del Parque Nacional. Raúl Sánchez, periodista del medio local, explicó que las cosas allá arriba no se están haciendo del todo bien. Una parcela de este Patrimonio de la Humanidad, célula viva en las entrañas de nosotros, los tinerfeños; ha sido usada a modo vertedero. Es para alertarse. la cantidad de enseres, plásticos, papel y demás familiares que acertó el año pasado era mucho menor que la encontrada nueve meses después.

Las Casas del Sanatorio, edificadas desde el siglo XX, son partícipes de este delito paisajístico. No encuentro otro adjetivo para calificarlo. Delito. Muchos de nosotros amamos nuestra tierra, nuestros senderos, nuestro Teide. Lamentable. Así es como se define este tipo de acciones que no las produce el viento. Los “humanos”. Ese ser que, a veces, no valora lo que tiene hasta que lo pierde. La noticia nos aporta el testimonio del director del Parque, Manuel Durbán. Se lo piensa dos veces. ¿La basura o proteger lo que legalmente se ha de proteger? La Opinión de Tenerife, el 22 de febrero de 2015, publica “El sanatorio fantasma del Teide”. Vuelve a intervenir el responsable en el terreno. E igual que ese “vertedero” hace un año que sigue en el mismo lugar, la situación en cuanto a la expropiación o demolición de esta zona permanece en el aire.

Ergo nos arriesgamos a tantas cosas. Nos arriesgamos a un “no disfrutar de uno de los atractivos de la Isla”. Un “no” de la inversión turística  quien nos ayuda a tener una mejor calidad en los equipamientos -recordemos que es un imprescindible de la economía regional-. A reconocimientos internacionales. Será el “no” al espectacular camino que nos abre el pico más alto de España.

Enlace a la noticia: Denuncian un vertedero ilegal en pleno Parque Nacional del Teide – Raúl Sánchez, El Día

Por la boca muere el pez

gobierno-venezolanos-evidenciado-revocatorio-maduro_ediima20160902_0182_18
Fuente: Agencia EFE

Las Mañanas de Cuatro, el programa matinal presentado por Javier Ruiz, se hizo eco de los testimonios recogidos en la víspera de la Diada. De nuevo, nos encontramos en un panorama donde varios Cids campeadores nacen para defender la unión del pueblo. La disimilitud reside en que a estos personajes contemporáneos no los podemos desterrar.

Tal afrenta la merita García-Margallo, ministro de Asuntos Exteriores en funciones.  Nos obsequió, tras hacer un balance de las reivindicaciones/celebraciones catalanas, con un  nácar tradicional del Partido Popular. “De una crisis se sale, un ataque terrorista se supera, pero la disolución de España es irresoluble”, alegó.

Sigo ingiriendo esta reflexión. Mi país es distinto al que perfila. Millones de maravillosas y únicas vidas arrebatadas por la barbarie no se devuelven con una varita mágica. Los homenajes del 11-S en Manhattan y en la Zona Cero devuelven imágenes, recuerdos, lágrimas… a los ojos de familiares. Sin ir más lejos. Asesinatos como los de Miguel Ángel Blanco marcan un antes y un después en la historia de la libertad y protección ciudadana. Para mí, una cuestión de desmenbración territorial cobra una nula importancia frente a la pérdida de vidas humanas. Para él, no sé.

Los escraches en las peticiones populares son prescindibles pero no ausentes. Por lo que ante la quema de banderas o retratos monárquicos se ha de ser competente por la vía jurídica y sancionar. Lo que no se debe hacer es comparar la mala costumbre de hacer las cosas con lo extremista de una fórmula nada humana.Y menos siendo un “ejemplo a seguir” para la opinión pública. Y si respecto a Margallo ando desencaminada y solo es un mero descuido comunicativo, que me permita darle un recado: quiero que le recuerde al responsable de comunicación popular queen el PP el pez ha muerto ya demasiadas veces por su boca.

Más info -> Los partidos catalanes, indignados con Margallo por equiparar la independencia con un acto terrorista – Público

 

Ella

  • Solo el 22% de las mujeres ocupan escaños nacionales
  • El 30% se encarga de las investigaciones

Ella se levanta cada mañana. Prepara el desayuno, las camas. Recoge las habitaciones y la ropa que anda por el suelo y el tendero. Ella lleva a los niños al colegio. Llega  a su trabajo unos minutos tarde. El jefe se lo reprocha. Se sienta y perfecciona su labor profesional durante las horas contratadas, fijando su mirada en el compañero que tiene al lado. Ella sale del trabajo. Regresa y pasa por la escuela, trayendo de nuevo a los niños a casa. Prepara la cena, les ducha. Ella recibe a su marido con una sonrisa nunca perdida. Pone la comida en los cinco platos a pesar de que sus manos estén cansadas y temblorosas. Ella prepara el pijama y acondiciona la casa pensando que estará mas organizada en el nuevo amanecer. Apenas le quedan diez minutos para sus cuidados propios ya que, el día llega a su fin. Sin embargo, su reloj continúa parado y no se da cuenta. La mujer ha sufrido lo estático, situaciones violentas que, en ocasiones, ignora por la educación que se ha dado desde eras remotas. Su condición femenina ha sufrido los estereotipos y sesgos de una sociedad patriacal que no ha cesado poniendo piedras en su jardín. Ella no percibe que su compañero recibe un salario mayor. También él ha llegado tarde pero eso nadie lo juzga. Al igual que nadie valora, durante el año, esos cuidados domésticos que da a diario. Solo se hace cada 8  de marzo. Y falla, una y otra vez, al pensar que lo hace porque es su deber. Lo mismo que hace cuando calla porque dos hombres hablan. Nos hacen sentir diosas, el género deseado para ponerse tacones y pintalabios. ¿Cuántos productos de belleza existen para los hombres? Desde casitas y carros de muñecas hasta cremas depilatorias, lo femenino ha sido obligado a seguir unas pautas. No eructes porque las señoritas no lo hacen. No digas palabrotas. No dejes de cuidar tu cabello. No te lo pongas tan corto. Te vas a poner demasiado gorda como sigas comiendo así.  Si eres mujer y no sigues estos consejos tan obsoletos, corres el riesgo de que te desprecien, con connotaciones como machona. Resulta atroz que el propio Diccionario de la Lengua Española no reconozca lo marginal -que si lo coloquial- de esta palabra. ¿Tiene una mujer que sentir mucho mas el amor hacia sus hijos, en comparación con el padre? ¿Tiene una mujer que cesar su lucha por la igualdad a causa del temor a ser tachada con el neologismo feminazi?  ¿Por qué hay mas títulos de libros escritos por hombres? ¿Por qué nos dicen ser el sexo débil? ¿Acaso los hombres, en general, tienen miedo a sentirse menos varones? ¿Qué de despectivo tiene que lo llamen afeminado? Incógnitas que siguen sin resolverse. Porque alguien ha querido imponerlo asi. Porque ese alguien no ha querido reconocer que no es que haya mujeres débiles sino hombres acobardados.

“Ella es pared, río, plomo.

Ella es ventana, mar, oro.”

I.P.

No duden en visitar:

 

 

Jornada de reflexión

Las palabras vienen y van.

Con un trasfondo cálido o frívolo, se debaten entre el sí y el no. A veces, salen por la boca como un muñeco con muelles en sus caderas, cansado ya  de tener una presión en su cielo que no le deja mostrarse tal y como es, en realidad.

La mente juega malas pasadas. ¿Decirlo sin pensar o pensar dos veces antes de decirlo?

El pez quiere vivir por su boca. No quiere ahogarse en lo que le da vida.

g_porlabocamuereelpez

No es grado para retrógrados

Justo antes de entrar en la carrera, pensaba en una forma diferente de educar a la que se daba en el instituto. Después de un par de años -literalmente hablando-, siento que dicha ilusión esperanzadora, a veces, se dosifica. Varias son las razones, detractoras de cómo los alumnos universitarios recibimos una formación muy básica y relativa; que circulan de boca a boca, en las redes sociales, en las aulas de cada facultad. ¡Hasta existen pintadas en contra de las formas en los baños de ellas!

Los profesores deciden usar las nuevas tecnologías, quedándose estancados en el contenido impartido. A nosotros, se nos intenta formar en base a lo que dicen los códigos deontológicos de cada profesión, de las teorías ancestrales, de hace muchísimo tiempo, acerca de las pautas a seguir en las futuras consultas médicas, gabinetes de prensa, bufetes de abogados, etc. Como si la novedad, lo actual, no existiera. ¿Acaso una praxis del siglo XIX es válida para la vigencia de una profesión? Si bien nos ayudan a entender los orígenes, deberían renovar y ajustar dichas tesis en el día a día en que viven los alumnos. Además, en el 99% de los casos, estas hipótesis son dogmas cuya validez es indudable. Los universitarios se forman, por lo tanto, como una masa con las mismas teorías y argot. Dan de lado a la creatividad para darle la mano a lo de siempre.

Otro de los errores a solventar es la unidireccionalidad. El discurso que imparte el docente mas disciplinario y estricto no nos permite debatir, abrir nuestra mente al conocimiento. La sucesión de palabras dictadas hace perder al alumnado estrechez con la tan deseada profesión. Nos hacen creer erróneamente que la rutina que encontraremos no nos harán jefes, sino trabajadores que deben adaptarse a lo que se les dicte, valga la redundancia. Parece que los estudiantes asisten a las clases universitarias como en un restaurante con menú predeterminado. El profesor, a modo de camarero, les sirve comida en forma de grandes textos y suculentas diapositivas que parecen no tener fin. Los universitarios deben digerirlos para después, llegados al examen final, lo saquen de si. Muy a nuestro pesar, esto no se retiene en nuestra memoria a largo plazo. ¿A qué no nos acordamos exactamente de lo que estudiamos y redactamos en las pruebas de acceso o las fórmulas algebraicas del último curso? ¿Y qué pasa con aquellos alumnos que no se les da nada bien memorizar pero que demuestran haber nacido para su labor? Vale, sacan bajas notas en comparación con los que si parecen haber guardado todo en su inventario. Pero tampoco es razón para darles peor nota que el que solo se sabe manejar en las pruebas escritas. Para mi , vale mas el primero: su esfuerzo y amor por la profesión es el doble.

¿Por qué el educando, por ejemplo, de Canarias, decide elegir Madrid a quedarse estudiando la misma carrera en su isla? Es otro de los pilares en los que me apoyo para mostrar lo flaqueado que se encuentra el sistema educativo a nivel autonómico. No debemos olvidar que las bases nacionales se alimentan de las regionales. Según los Indicadores Sintéticos del Sistema Universitario Español (ISSUE), realizado por la fundación BBVA, las dos mejores universidades del país son la Complutense de Madrid y la Universidad de Barcelona, con una nota por encima del 3’8 sobre 5. Así, la Universidad de La Laguna se encuentra con un 1’1 y, la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, con un 0’9. Podemos aceptar que la lejanía y la economía de cada comunidad autónoma es un factor que hace que no se tengan ni los mismos materiales ni se cuente con conferencias o ruedas de prensa, por ejemplo, de políticos nacionales como Rubalcaba o de grandes del periodismo como es Elsa Gonzalez, y así en cada sector profesional. El sistema educativo debe ser universal para todas las comunidades autónomas. Es decir, necesitamos que las asignaturas que se imparten a kilómetros de las nuestras sean las mismas para todas. Hoy dia, no podemos permitir que los canarios estemos menos especializados que los madrileños en la misma carrera. No se nos puede cargar con la economía que sufre cada región porque con una formación básica en dicha región, consiguen que continúe coja por no haber invertido en educación equitativamente.

Lo que siempre pedimos en septiembre y llega a casa por Navidad o Año Nuevo: las becas. En este caso, las becas que el Ministerio de Educación convoca sin previa atención a las necesidades de los estudiantes de la universidad. Si el curso comienza en septiembre, ¿por qué no abren el plazo previamente? Muchos son los estudiantes que se independizan ya sea por sus razones, pero se encuentran con las manos vacías y demandando abastecimiento a sus progenitores, cada nuevo curso del grado. El Ministerio se va de vacaciones y se olvida de ellos. Los que no se pueden permitir la compra de material y de bonos de transporte tienen que esperar hasta el nuevo cuatrimestre para hacerlo, con mayor facilidad y autonomía. Por lo que, suelen tener mas dificultades para empezar el curso. ¿De verdad, esto es invariableEntonces, ¿debería haber otro sistema educativo para la formación del futuro de la sociedad?

Afirmativamente responderé hasta que se torne en uno nuevo. El de ahora, pide a gritos una reestructuración -sin recortes, por favor-. En el ámbito tecnológico es palpable pero lo tecnografico no hace a los estudiantes mas profesionales. Nosotros nos servimos con una universidad que no sea vulnerable a la distancia y el dinero. Donde hagan prevalecer mas el saber hacer que el saber a secas. Demandamos mas prácticas y menos teoría, queremos ser auténticos doctores, maestros, psicólogos. Queremos defender a nuestra generación de un sistema carente de valores. Deben ver a cada alumno como una persona inquieta, curiosa, temerosa. El llegar a donde han llegado es fruto del esfuerzo mental contraído desde las escuelas e institutos. La universidad debe acercarles a una nueva forma de ver el mundo y querer cambiarlo, desde el ámbito escogido. Una forma en la que no existan muros de ningún tipo hacia la meta. Aunque, al finalizar los cuatro, cinco o seis años de carrera, no encontremos directamente el trabajado soñado; debemos acabar con la certeza de que somos los mejores profesionales que el mercado puede y podrá tener. Y todo ello, mirando hacia atrás y quedarnos sin ninguna duda de que nuestro paso por la facultad ha sido un paso fetén a la par que complejo. Pero siempre, concluyendo conque no ha sido fortuito.