¡Qué bonito carmesí!

  • La Montaña Roja pertenece al Médano. Es reserva natural especial y área de sensibilidad ecológica desde diciembre de 1994

Las montañas, como la vida misma, tienen sus subidas y bajadas. Y si hay una vía que te haga más tolerable la pendiente, mejor que mejor. Así es como pensé antes del ascenso Montaña Roja, que separa la playa de La Tejita del Médano (Granadilla de Abona).

Antes de salir de casa, mi madre me aconsejó : “unas cholitas te quedan mejor”. Ella no sabía a dónde iba. “¡A enriscarse!”, dice mi padre cuando acertó dónde fui. Pero para andar por la vida y no dejarte los pies, pisando piedras cual guanche, mejor cálzate unos tenis. Y tiras pa’lante. En este caso, hacia la ‘s’ de tu brújula -si aún la usas- o de tu Google Maps.

IMG_20160605_160442

Al principio del sendero me vi muy pequeña para tan alta cima. Te quitas el valor que tienes en realidad. Desde abajo meditas sobre tu capacidad física -y mental si eres perezoso. ¡Cómo, yo, ser humano, voy a llegar hasta ese mirador que vigila desde lo alto! Hay que dejar de ser humano. Debemos afrontar las cimas por muy inalcanzables que se nos presenten. Botellita de agua, gafas de sol. ¡Arriba!. Me armé de ese coraje y encaramé este pequeño gigante. Había llevado a mi chico desde el norte hasta aquí para trepar semejante cono volcánico; no le iba a defraudar. Tener alguien así, a mi lado, que comparta tantos ascensos y descensos es, cuanto menos, valioso.

El sendero es superfácil. La Montaña tiene una altura de 171 metros. Es el punto más alto de la zona. Pero no por ello es arduo. Cuando descendíamos, vimos niños subir junto a una mujer en bikini. Si, si. ¡En bikini! El que te hará falta luego para darte un chapuzón refrescante. Por lo que puedes subir en traje si quieres. Aunque los roces en tus muslos convivan un par de días. Las pocas curvas salvan la altitud del bermejo.

IMG_20160605_161458

El galardón es inmaterial. Tus pies, desconectados de ti. Y tú desconectas de ellos, de tus manos, de tus oídos. Sólo hace falta la vista. Unos ojos que te vocifean que vives en una Isla maravillosa. Sin mar no soy nada; en mis paisajes he de tenerlo. Y si estoy en la cúspide, entre dos corrientes marinas, me quedo amordaza por su dádiva. Es indescriptible la sensación de calma y contacto con Tenerife. El domingo, a nuestro favor, no había mucha gente.Es muy satisfactorio el deleite. También observamos varios aviones despegar y llegar. El aeropuerto Reina Sofía está justo enfrente.

Estas piedras carmesí te harán gritar que eres quien reina el mundo. Aún más fuerte y natural que Di Caprio. Porque, insisto, no necesitamos de una gran ciudad donde compremos hasta la saciedad para sentirnos satisfechos. Solo hace falta conocer las entrañas dónde procedes. Y disfrutarlas.

IMG_20160605_165947

 

 

 

 

Publicado por

Itziarperc

El Periodismo es el oficio mas bonito del mundo. Y yo quiero formar parte de esa maravilla, comunicar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s