El Hierro: pequeño bálsamo


El Hierro. Cada canario y canaria y, en general, toda aquella persona que afortudanamente la conozca, piensa en la isla mas pequeña del archipiélago afortunado, Canarias. “Los mejores perfumes vienen en frascos pequeños” suelen decir.

El anterior verano conocí las entrañas de la isla más occidental, meridional y añorable de las Islas. En mi caso, llegué y me fui de ella en barco. El pequeño Puerto de la Estaca te da la bienvenida. Me alojé en Frontera, al noroeste de El Hierro. Justo a pocos minutos teníamos la playa. Precisamente, el conocido como Charco Azul. Este se construye sobre una formación subterránea, debajo de una cueva. Era impresionante el efecto cristalino que tenía el agua. Un lugar escondido, bien equipado como el resto de las playas, donde puedes darte un chapuzón y disfrutar de los caprichos de la lava. El primer túnel que pasé hacia Frontera, desde el puerto, era interminable. Nunca había visto uno tan largo con tanto misterio. Hablo del túnel de Los Roquillos.

Pero, lejos de narrar la cronología de mi viaje, hubieron sitios que verdaderamente me dejaron con las ganas de regresar. Las playas y piscinas naturales -un factor MUY importante en mi planning- tenían carteles de madera que informaban sobre la toponimia, las condiciones de cada una. Pasarelas para discapacitados, barandillas  de madera, papeleras, puestos de socorrismo… Una lista infinita de instalaciones que acomodan al turista que las visita. Incluso algunas gozaban de asadores y mesas de piedra para todo aquel que quiera tener un inmejorable día de verano -o de sol, si se da el caso. Hablo de playas como Tamaduste, Tacorón, Timijiraque, La Caleta.

Adentremos en la montaña. Hoya del Morcillo es, sin duda, uno de las áreas recreativas más extensas y, al igual que en la costa, mejor equipadas en que he estado durante estos 19 años. Tuve una anécdota entrañable. La gente de El Hierro es, sin duda, amable. Había un guardabosques andando solo cuando llegamos. Enseguida se dirigió amablemente a darnos una completa y exhausta información sobre el lugar de su labor y la isla. Todo esto, sin haberlo pedido previamente. Una muestra de la grata amabilidad de la gente de la zona. Esta zona cuenta con un área de acampada -también extensa- con los suministros indispensables para pasar una noche a la intemperie. Si eres un amante del senderismo estás de suerte porque es amplia la gama de rutas y camina tas que se realizan sobre el terreno.

Las quesadillas… Me encanta este dulce. Está elaborado a base de queso, huevos, azúcar, anís de grano, harina, canela y limón. Las quesadillas son compradas principalemente, en el corazón de El Hierro, en Valverde. No obstante, en cualquier supermercado, aunque sea limitado su número, puedes adquirir este capricho para el paladar canario y extranjero.

Durante mi estancia en la isla no dejé de pensar en que las pequeñas cosas hay que valorarlas. Los vecinos y ayuntamientos de El Hierro han cuidado cada playa y lugar con infinito cariño y protección notable. A veces, en las grandes ciudades solo se piensa en ladrillos, dinero y edificios. Si hueles este pequeño perfume quedarás embriagado por su esencia. Aun más si eres un alma libre, que busca soledad y encontrar la felicidad en mamá Tierra.

Estas son algunas de las fotografías que tomé. Para mí fue mucho mas increíble las instantáneas captadas por mi retina. Espero que las disfruten y quieran adentrarse en una experiencia similar a la mía. No se quedarán a medias, se los aseguro.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Categorías:#Canarias, Sociedad, Viajar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: